¡Reset a tu programa de salud corporativa con datos!

¿Estás preocupado por cómo tus empleados afrontan el 2021? Dale al botón de reset sin miedo a equivocarte y reinicia tu programa de salud y bienestar corporativo.

¿Estás preocupado por cómo tus empleados afrontan el 2021? Dale al botón de reset sin miedo a equivocarte y reinicia tu programa de salud y bienestar corporativo.

¿Cómo? Lo que te contamos. Es preciso resetear todo lo que sabes hasta el momento de programas de promoción de la salud corporativa si quieres tener éxito. Contratar por modas, invertir en portales de salud con contenido genérico, regalar dorsales de carreras o los talleres de mindfullness… alcanzaron una cuota de participación de no más del 8-12 % del total de la plantilla en años anteriores, según los estudios extraídos con nuestro servicio de inteligencia de datos Healthy Box®, el efecto en la salud fue mínimo o inexistente.

Solo cuando personalizábamos los contenidos, acompañábamos individualmente a cada empleado, (¡sí! individualmente) y creábamos soluciones a medida, el ratio de participación crecía hasta más del 84% de toda la plantilla, aumentando en solo 2 meses hasta un 17% los niveles de bienestar autopercibido y, más de un 49% en la adquisición de hábitos saludables que reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Son datos, la nueva herramienta que debe incorporar tu programa de salud digital y bienestar corporativo

Durante varias semanas vamos a dedicarle tiempo a contarte las claves del BienStart (¡y no es palabra de gurú! te vamos a contar lo que llevamos viendo más de seis años con datos reales, y en todo tipo de compañías: grandes, medianas y pequeñas).

Clave nº1.  Los y las responsables de RRHH y PRL… de verdad están preocupados por la salud y el bienestar de sus empleados, pero… ¡No son adivinos!

¿Cómo sabes lo que tus equipos de trabajo necesitan si no lo mides regularmente? ¿conoces algo acerca de los riesgos de salud y estilo de vida de tu plantilla?

Si todas las acciones en el departamento de ventas, marketing, operaciones, financiero…se miden, se ajustan, se revisan, e incluso consiguen ampliación de presupuestos en función de sus éxitos, ¿por qué no en recursos humanos? ¿por qué no añadir métricas a las normativas de prevención de riesgos laborales? Muy sencillo: porque no tenemos esos datos.

¿Qué está pasando para que el indicador más importante de salud de la empresa solo sea el número de bajas o contagios por Covid-19?

Vamos a poner un ejemplo muy breve de como la toma de decisiones basada en datos puede serte útil:

Ejemplo A) El equipo de RRHH de empresa X con menos de 1.000 empleados, ha contratado este último año varios servicios de bienestar, como talleres de respiración y meditación vía online porque cree que ahora con el tema de la Covid-19 serán útiles para frenar el aumento de ansiedad en su plantilla. Ya dispone de un portal de salud con contenidos genéricos y acceso a servicios de telemedicina para aquellos casos que lo precisen.

Indicador A para la toma de decisiones: Con la mejor de las intenciones, la toma de decisiones de inversión en este caso A la regulan las creencias personales de una o varias personas del departamento como respuesta a la pandemia. Está bien, pero el efecto no es el esperado o si lo es, es muy puntual, no estratégico.

WBS Dashboard Corporativo
WBS® Dashboard Corporativo

Ejemplo B) El equipo de RRHH de empresa X con menos de 1.000 empleados, ha contratado un diagnóstico de bienestar y salud como The Wellbeing Score (WBS®), y recibe una puntuación de entre 0 a 100 puntos sobre los riesgos asociados a la salud y un listado específico de riesgos segmentado por departamentos, por rangos de edad y por puestos de responsabilidad.

Sus empleados, reciben en paralelo un completo informe de resultados, donde se especifica cuales son sus hábitos sedentarios, cuales sus hábitos saludables y el acceso a su Pasaporte digital de hábitos saludables desde el que trabajarán en 3 meses los 6 hábitos que más le conviene, a cada empleado, en función de sus riesgos, gustos y preferencias.

Por su parte, el equipo de RRHH descubre que:

  • el 75% de su plantilla tiene un índice de incertidumbre con valores muy elevados y una autopercepción de sus habilidades para el desarrollo de su talento moderadas, lo que genera una disminución de un 42% en el compromiso con la compañía.
  • el otro 25% (que coincide con el departamento de ventas) un alto nivel de estrés, que genera una pérdida anual de más de 164 jornadas en el colectivo. El informe además estima lo que puede seguir costándole en caso de no hacer nada. Ambas variables inciden en el aumento de la ansiedad del colectivo, pero no se soluciona con un taller de respiración y mindfullness.

La Directora decide junto al equipo de RRHH invertir en (*casos de éxito real Freedom & Flow):

  1. Incluir un ciclo de talleres «Café con optimismo» los jueves, donde se abordan temáticas como la hiperhigenización del entorno, la falta de contacto físico, el autocuidado personal a través de la alimentación y un toque de humor con el sketch «los viernes son la caña», todas las temáticas personalizadas en función de los riesgos identificados. Del ciclo de talleres se obtienen piezas de comunicación claves para acompañar al colectivo y se mide el efecto de éstos en el colectivo, su interés e impacto con métricas. Cada empleado personaliza su aprendizaje y objetivos gracias al Pasaporte digital de hábitos saludables que cada uno ha recibido.

2. Para el equipo de venta, se contrata el ciclo de talleres «Stress Trainer» que les ayuda a mejorar indicadores concretos tanto a nivel individual, como colectivo asociados a la gestión de situaciones, comunicación asertiva e inteligencia emocional. Se refuerza con contenidos de alimentación saludable adaptados a su turnicidad y picos de estrés.

Indicador B para la toma de decisiones: La toma de decisiones se ha basado en datos concretos: porcentaje de riesgos, indicadores concretos de ítem a trabajar en el colectivo y costes asociados al estrés en el momento actual, previsión de costes futuros, segmentación por departamentos, entre otros.

NPS del programa A: Encuesta de clima anual… no es sensible a acciones puntuales.

NPS del programa B: 9.7 puntos sobre 10 (datos reales)

No es una bola de cristal…son datos. Y aunque el ejemplo te haya resultado muy obvio…llevamos muchos muuuuuchos años con un sistema basado en creencias, que, ¡sorpresa! Parece que está empezando a despertar en este 2021.

La clave 1: Resetea tu programa de salud y bienestar con datos. La clave número 2… en breve 🙂

[contact-form-7 id=»18826″ title=»Formulario de contacto 1″]

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

On Key

Related Posts