5 tendencias del 2021 en salud corporativa.

El informe “Wellbeing at Work Survey 2020-21” destaca que los responsables de RRHH deberán centrarse en el «bienestar integral» y utilizar los datos y la tecnología para convertirse en verdaderas empresas saludables.

El informe, basado en entrevistas realizadas a más de 400 líderes de hasta 15 industrias diferentes, ofrece un verdadero roadmap para la creación de programas de Bienestar corporativo efectivos. Hemos estudiado algunos informes más publicados este último año, y te resumimos las 5 tendencias del 2021 en el cuidado de la salud de los empleados.

1. Una nueva figura en la alta dirección: La de Salud & Bienestar

Muchas empresas han comenzado a integrar nuevas divisiones de Salud y Bienestar en la dirección de Recursos Humanos (RRHH) y la tendencia va a seguir creciendo en este 2021. Prueba de ello ha sido el reciente nombramiento de Pablo Marina como nuevo Global Head of Health & Wellness («Máximo Responsable de Salud y Bienestar») del Banco Santander que tiene como objetivo principal «poner en marcha políticas que permitan desarrollar una estrategia centrada en la salud y el bienestar de sus profesionales».

La propuesta de valor a la sociedad que supone crear o externalizar la figura de dirección especializada en el cuidado de los hábitos saludables del empleado supone una nueva era en la gestión de personas que sin duda alguna no va a pasar desapercibida en aquellas organizaciones que quieran convertirse en empresas saludables.

Hasta la fecha, la mayoría de organizaciones que han dado un paso hacia adelante en el cuidado de la salud de sus empleados incorporan ya numerosos beneficios relacionados con la mejora del bienestar físico y el bienestar emocional de sus trabajadores pero ¿conocen el efecto que tienen en su plantilla?

2. Incorporar tecnología de forma inteligente: el nuevo “must” es la salud digital orientada a la medicina preventiva

De acuerdo con el informe “Wellbeing at work survey”, el 66% de las empresas ven sus programas de bienestar como una forma de mejorar el engagement con sus empleados, y el 65% declara que el seguimiento y compromiso con respecto a estos programas es su mayor reto en este 2021.

Participación baja y poco uso de los beneficios que se ofrecen al empleado es la norma general. Tan solo el 24% de ellas declara una participación superior al 50% de la plantilla en algunas de sus acciones. El escaso conocimiento y la falta de compromiso de las diferentes direcciones por impulsar las propuestas de recursos humanos es uno de los factores que contribuyen a la falta de éxito de las propuestas.

Incorporar la tecnología como medio facilitador y positivo que forme parte activa de la salud del empleado y de su entorno familiar será una de las tendencias del año siempre que se cumpla con el RGPD. La posibilidad de crear programas de medicina preventiva para el cuidado de los hábitos saludables de los empleados de forma deslocalizada y totalmente personalizados facilitará la trazabilidad del efecto que tiene cada acción en la mejora de sus condiciones laborales y su impacto objetivo en el crecimiento del negocio. Estos programas incluyen contenidos a medida, planes de acción adaptados a cada estilo de vida y condiciones laborales y por supuesto, le dan al trabajador la posibilidad de acceder a la contratación de productos y servicios de salud digital por suscripción o por pago por uso.

Las 4 palancas que se van a utilizar en la gestión de la salud digital de los trabajadores son el precio, la facilidad de uso, la rapidez y la ultrapersonalización y todo ello, impactará de forma tangible y objetiva en la productividad empresarial.

3. Big data para impulsar el bienestar del empleado

En el ámbito laboral, los datos de negocio, los porcentajes y ratios de conversión en las ventas, los ingresos anuales o el número de despidos al año, son datos que entendemos y que forman parte de la gestión empresarial, ¿Y en RRHH?

People Analytics consiguió dar respuesta a preguntas como:

  • “¿Cuánto volumen de negocio facturan anualmente nuestros empleados?”
  • “¿Cuál es la pérdida que genera la rotación de personal en la compañía?”
  • “¿Qué empleados tienen más probabilidad de abandonar la empresa en el próximo año?”


…a partir de hacernos nuevas preguntas, surgieron nuevas respuestas, nuevos planes de acción, y nuevas formas de tomar decisiones.

“¿Qué acciones debemos implementar para disminuir el creciente absentismo y presentismo laboral?”

“¿Qué estrategia debemos seguir para potenciar la cultura y el sentimiento de pertenencia de nuestros empleados?

Desde el punto de vista de RRHH ¿Sabes cómo puedes aplicarlo? ¿alguna vez te has preguntado cómo podrías reclutar talento de forma más efectiva? ¿O cómo puedes anticiparte a su fuga, a las rotaciones o al absentismo?

El gran reto del departamento RRHH en el 2021 es ser capaces de incorporar una recogida de datos estructurada que defina de forma objetiva los niveles de bienestar de la plantilla, que describa el estado de la organización por áreas de interés y factores de riesgo y que en definitiva, sirva para gestionar la experiencia de los empleados a mayor nivel y de forma más personalizada que lo que se viene haciendo en años anteriores.

LinkedIn ha lanzado el curso de “Big data, recursos humanos y gestión del bienestar laboral” 45 minutos que lidera la Fundadora de Freedom & Flow, Beatriz Crespo con los que podrás iniciarte desde ya en este área.

4. Documentar y trazar el plan estratégico de salud y bienestar es esencial para seguir evolucionando

Las organizaciones con un plan de acción documentado están por delante de las que no lo tienen en lo que respecta a los índices de aplicación y éxito. Lo acreditan más de 400 líderes de hasta 15 industrias diferentes:

  • Disponen de más procesos en torno a las iniciativas de bienestar, como la presentación periódica de los resultados a la alta dirección (50%) y la medición del retorno de la inversión (82%)
  • Cuentan con una mayor participación de RRHH y otros líderes en sus programas (68%)
  • Tienen un respaldo visible de los líderes a los programas (68%) a través de discursos, correos electrónicos, boletines informativos, etc. – significativamente más alto que los que no tienen un plan (57%)
  • Disponen de calendarios planificados y bien estructurados, conectados con Comunicación interna. Son más eficientes trasladando su propuesta de valor al empleado.


Si te preguntaran ¿Qué has hecho en estos últimos 2 años en tu estrategia de bienestar corporativo? La respuesta más común suele ser: “Hicimos algunas formaciones de esta temática, luego de esta otra, contratamos una plataforma con contenidos de bienestar emocional, y algunos workshop prácticos para aprender a comer…” y ¡está fenomenal! Pero la realidad es que definir acciones para completar los 3, 4 o 5 ejes de actuación que hemos marcado como clave en el programa no resulta eficiente.

Hazte las siguientes preguntas: ¿qué áreas toca tu programa de bienestar corporativo? ¿las has identificado y clasificado? ¿qué datos de seguimiento vas a recoger en cada una de ellas? ¿tenemos especialistas en el equipo que los interpreten? ¿Estamos incorporando la salud digital a nuestros procesos?

Una campaña de marketing nunca se lanzaría sin haber perfilado previamente a su público objetivo, sin conocer las métricas de conversión. RRHH debe interiorizar que la tendencia del departamento pasa en este 2021 por la incorporación de nuevos procesos de documentación y trazabilidad de su estrategia de salud y bienestar.

5. Bienestar integral: Se acabaron los parches

Hasta la fecha, las corporaciones se han centrado en incorporar múltiples beneficios que cubran las necesidades y los riesgos físicos o emocionales, inicialmente de forma acertada, pero han perdido de vista la “gran foto” o el contexto global: el bienestar es integral. No lo decimos en términos intangibles, ni místicos, sino reales: Bienestar emocional, físico, financiero, profesional, social, la comunidad, el entorno. Todos ellos son áreas interconectadas del bienestar del empleado.

¿Imaginas ir al médico por un dolor intenso de oídos, que apenas te deja dormir, y que al llegar a la consulta y contar lo que te sucede, el médico se levante, te mire las pupilas, te tome la temperatura, y tras comprobar que no tienes nada en las pupilas, ni fiebre, te mande a casa?

Aunque parezca un ejemplo absurdo, es representativo de lo que hoy día está sucediendo en el campo del bienestar corporativo. Desde RRHH en ocasiones nos vemos incapaces de explicar por qué nuestros programas “salen” o “no salen” bien, y esto sucede por la falta de indicadores y el acusado aumento de factores de riesgos que hoy alteran la productividad.

Faltan píxeles en la foto general del bienestar del empleado. No se puede entrar a determinar el por qué del dolor de oídos, mirando (únicamente) tus pupilas y tu temperatura. Igual que no podemos buscar causantes directos por ejemplo, de la creciente tasa de absentismo de tu compañía, buscando en indicadores accesorios, o aislados. Se necesita un modelo, y se necesita adaptar dicho modelo a tu empresa. Se entiende perfectamente en marketing, se debe entender perfectamente en personas.

La tendencia en este 2021 es la de apostar por la implantación de sistemas de basados en big data e inteligencia artificial que ordenen en una sola plataforma los datos que provienen de diferentes fuentes (clima, vigilancia de la salud, psicosociales, etc.), los beneficios (cuotas reducidas de gimnasio, asistencia psicológica por teléfono, plataforma de contenidos de “wellbeing”, etc.) y los recursos destinados anualmente. Esto resulta muy útil para valorar si la propuesta de valor que ofreces a tus empleados, se alinean o no con sus necesidades y los de tu compañía. Empresas pioneras en la implantación de este tipo de sistemas son por ejemplo la Unión de créditos Inmobiliarios (UCI), Repsol o Astrazeneca. Ellas ya han encontrado lo que llamamos su “Ahá moment” en la integración 360º del bienestar.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn